Seleccionar página

Ingredientes:
250 g de harina de fuerza
35 g de azúcar
5 g de sal
8 g de levadura de panadería fresca
2 huevos M
Ralladura de medio limón
75 ml de agua
65 g de mantequilla a temperatura ambiente (ablandada)
Abundante aceite de girasol para freír
Azúcar para rebozar

Preparación:
1. El día anterior, ponemos en un bol la harina+el azúcar+la sal+ la levadura+ los huevos a temperatura ambiente+ la ralladura de limón y el agua. Removemos todo y amasamos durante 5 min en un robot de cocina o a mano.

2. Ahora agregamos la mantequilla ablandada poco a poco (la sacamos un rato antes para que coja la temperatura ambiente)  mientras amasamos durante unos 5-10 min.

3. Ponemos nuestra masa en un bol espolvoreado con harina y tapamos con papel vegetal hasta que duplique su volumen.

4. Pasado el tiempo de reposo, cogemos nuestra masa y la ponemos sobre la superficie de trabajo espolvoreada con harina y volvemos a amasar ligeramente. Volvemos a poner la masa en un bol tapado con papel film plástico y dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.

5. Al día siguiente, sacamos nuestra masa de la nevera y la ponemos sobre la mesa de trabajo espolvoreada con harina y cortamos la masa en porciones de 45 g aprox. Les damos forma de bolita y las ponemos en una bandeja forrada con papel vegetal. Aplastamos ligeramente cada bolita con los dedos.

6. Tapamos la bandeja con film transparente y dejamos reposar un par de horas. Pasado este tiempo, freímos nuestras berlinas en abundante aceite caliente. La temperatura del aceite tiene que ser unos 170°C si tienes termómetro, hay que vigilar para que no esté ni demasiado caliente ni demasiado fría para obtener una cocción correcta de las berlinas. Otro truco  para evitar que se nos deformen las berlinas a la hora de cogerlas para freírlas, es cortar el papel vegetal en cuadrados y así evitamos cogerlas con las manos.

7. Sacamos nuestras berlinas del cazo o sartén donde las hemos frito y las ponemos encima de un papel de cocina para quitar el exceso de aceite. Enseguida, las rebozamos en azúcar de los dos lados y los dejamos enfriar antes de rellenarlos.

8. Ponemos nuestra crema pastelera bien fría en una manga pastelera con una boquilla muy fina y la introducimos en el lateral de cada berlina y apretamos rellenarlos bien.
Un truco para que te queden las berlinas igual que el primer día, las congelas sin rellenar y cuando las quieres comer, las descongelas unos 15-20 min y estarán igual de ricas!!

Relleno de crema pastelera:

1. En un bol, ponemos las yemas de huevo junto con el azúcar, el azúcar vainillado y las semillas de una vaina de vainilla (abrimos la vaina longitudinalmente y raspamos para sacar las semillas. Reservamos la vaina para aromatizar la leche). Mezclamos con una varilla de mano pero sin llegar a blanquear. Agregamos la maizena y mezclamos de nuevo con la varilla hasta que se integre bien.

2. Calentamos la leche en un cazo junto con la vaina de vainilla.

3. Echamos la leche caliente encima de la mezcla de yemas y azúcar mezclando bien con la varilla de mano y luego devolvemos toda esta mezcla al fuego mientras removemos sin parar primero con una cuchara de madera y luego con la varilla para evitar que se formen grumos.

4. Conseguiremos una crema espesa que echaremos en un cuenco y tapamos con film transparente.

5. Dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de llevar a la nevera durante unas horas.