Seleccionar página
Ingredientes (para 3 personas)
  • 400ml de agua tibia
  • 225gr de harina especial Tejeringo
  • 8gr de sal
  • 10gr de levadura química o bicarbonato
  • Aceite de oliva suave o girasol

Una vez tenemos todos los ingredientes en el bol,  removemos hasta conseguir una masa semi espesa, una textura chiclosa, y que no tenga grumos.

Dejaremos reposar la masa durante unos 5 minutos.

Este tipo de masa debe de estar siempre recién hecha, es una masa diferente a la de churros normales.
En una sartén echaremos aceite abundante y pondremos el fuego alto.
Si no tenemos la manga típica de churros, podéis usar una manga pastelera normal o una pistola.
Para saber si el aceite está listo para freír echaremos una poca de masa, si flota y no se queda aplastada es que ya está lista.
Ahora con nuestra manga pastelera haremos pequeñas ruedas a mano sobre la sartén.
Volteamos los churros y cuando estén bien fritos los colocamos en un plato con papel absorbente para evitar que nos quede aceitosos.
Hay que comerlos  recién salidos, cuando están crujientes.