Seleccionar página

Naan es pan indio, perfecto para acompañar las comidas. Ligero, es muy fino y fácil de hacer. Si lo prueba, no podrá prescindir de él ni tan siquiera en la comida occidental.

  • Raciones: 6
  • Complejidad: fácil

Ingredientes

  • 100 cc. agua templada
  • 125 gr. yogurt natural sin azúcar
  • 300 gr. harina trigo
  • una cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura seca de panadero
  • 1cucharada de Ghee (mantequilla india)

Pasos a seguir

  1. Mezclar los ingredientes de la misma manera en un cuenco grande, mezcla y pasa a la mesa enharinada, amasando unos 10 minutos hasta que quede una masa elástica y firme.

  2. Pasa a un cuenco ligeramente aceitado, cubre con film y deja fermentar en sitio cálido, en la cocina, durante una hora o hasta que la masa duplique su volumen. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente, en invierno puede necesitar algo más.

  3. Una vez haya sido amasada y fermentada, pasa la masa a la mesa enharinada, amasando unos segundos con los nudillos para eliminar el exceso de aire.

  4. Divide la masa en porciones. Forma una bola con cada parte (bolear la masa), extendiendo con el rodillo hasta formar panes de forma alargada y planas.

  5. Ponerlas sobre una plancha o sartén caliente.

  6. Cuando aparezcan en la masa una especie de burbujitas pequeñas le damos la vuelta al Naan y lo continuamos cocinando unos instantes hasta que esté bien hecha.