Seleccionar página

Las orejas de carnaval es una receta típica Española, de la región de Galicia donde se comen principalmente en Carnaval.

Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1. Antes de ponernos con la preparación de las famosas orejas de carnaval, debemos tener en cuenta que la cantidad de harina es relativa, empezaremos usando 500 gramos pero seguramente necesitemos unos 200 gramos más a medida que lo pida la misma masa.

Teniendo esto en cuenta nos ponemos a preparar la masa, así que en un bol amplio añadimos agua tibia, anís, zumo de naranja, ralladura de limón, mantequilla derretida, azúcar y la sal. Batimos uniendo bien todos estos ingredientes, para ello puedes usar una lengua de cocina o un batidor manual, lo importante es que todo quede integrado.

2. Por otra parte, tamizamos en conjunto la harina, solo 500 gramos, junto con la levadura.

Cuando lo tengas, ve incorporándolo poco a poco a la mezcla anterior. Amasa hasta conseguir una masa suave que no se pegue a los dedos, recuerda que deberás ir añadiendo más harina tamizada hasta conseguir esta textura esponjosa.

3. Cuando tengas la masa en su punto, espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y trabaja la masa durante 5 minutos. Estira de fuera hacia dentro varias veces para que adquiera la consistencia perfecta para hacer nuestras orejas de carnaval.
4. Coloca la masa de nuevo en el bol, espolvorea un poco de harina por encima y tapa con un trapo de cocina. Deja esto en reposo durante unos 30 minutos y pasado este tiempo, volvemos a amasarla sobre la superficie enharinada.

Divide la masa en bolas pequeñas para formar nuestras orejas de carnaval. Cuando tengas todas las bolas, estíralas bien hasta dejar un óvalo fino y alargado.

Si la masa se pega al rodillo o a la mesa de trabajo utiliza un papel de celulosa con aceite para que se deslice sola

5. Cuando tengas todas las orejas ya estiradas, deberás calentar suficiente aceite en una sartén profunda. Para esta cantidad de masa necesitarás más o menos un litro de aceite.

Cuando esté bien caliente, sin echar humo, bajamos el fuego a temperatura media y empezamos a freír las orejas de carnaval hasta que queden doradas. Reserva sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Las orejas de carnaval se fríen muy rápido, será suficiente con un minuto o menos de cada lado.

6. Aparte, mezcla azúcar con canela y espolvorea por encima de todas las orejas. La idea es rebozar bien cuando estén aún calientes para que queden cubiertas de la mezcla.
7. Coloca todas las orejas de carnaval crujientes sobre una fuente y disfruta junto con un batido de chocolate a la hora de merienda.
Publicada por  Álvaro Antón Díaz
Recetas Gratis