Seleccionar página

Ingredientes para un pan mediano

  • 100 gr de harina de avena, 300 ml de leche, 250 gr de harina de trigo integral, 250 gr de harina de fuerza blanca, 8 gr de levadura seca activa o 20 gr de levadura fresca, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar moreno, 1 cucharadita de miel, 50 gr de mantequilla.

Cómo hacer pan de avena escocés

Empezamos poniendo la harina de avena y la leche en un cuenco y las dejamos reposar durante cuatro horas.

Mientras, ponemos las harinas en un bol grande junto a la levadura, la sal y el azúcar, mezclando bien. En un cacito calentamos la miel y la mantequilla durante uno o dos minutos, hasta que se hayan derretido pero sin que lleguen a hervir.

Hacemos un hueco en el centro de la harina, vertemos en él la miel con la mantequilla, seguido de la harina de avena con la leche. Mezclamos con una mano hasta formar una masa blanda. La vertemos sobre una superficie de trabajo y amasamos unos diez minutos, hasta que esté suave y elástica.

Paso a paso pan de avena escocés

Colocamos la masa en un cuenco limpio, la cubrimos con un paño húmedo y la dejamos fermentar hasta que doble su volúmen. Después, la sacamos y la amasamos para extraer el aire. Le damos forma, la colocamos sobre la bandeja de hornear y la rociamos con agua. Por último, la espolvoreamos generosamente con harina de avena (yo lo hice de copos de avena), dejándola reposar nuevamente durante una hora.

Precalentamos el horno a 220ºC y horneamos la masa durante diez minutos. Reducimos la temperatura a 180ºC y terminamos de cocer el pan durante media hora o hasta que esté dorado. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de comerlo.

Tiempo de elaboración | 1 hora más el tiempo de reposo de la masa
Dificultad | Media

Degustación

Esta receta de pan de avena escocés es perfecta para mí, que soy una auténtica perezosa para amasar. No tenía harina de avena así que trituré copos de avena. El resultado no pudo ser mejor: una corteza crujiente y una miga blandita, como a mi me gusta. Me costó contener a mis hijos para que no se lo comieran caliente.