Seleccionar página

Este pan es muy fácil y tostado está muy rico. Hablamos de sabores nuevos, no podemos esperar que sea un Bimbo semillas, es diferente, es… ¡mejor!.  Para desayunar con aceite y miel, con mantequilla y mermelada…

Ingredientes

– 350 gr. de harina de espelta integral (también la puedes encontrar en grano)

– 150 gr. de trigo sarraceno (yo lo uso en harina pero puede ser también en grano)

– 350 gr. de agua templada

– 40 gr. de vinagre de manzana

– 40 gr. de levadura prensada fresca

– 1 cucharadita de miel

– 2 cucharaditas y media de sal

– Unos 200 gr. de semillas mezcladas (yo suelo poner lino, sésamo, pipas de calabaza, girasol… las que tenga en casa)

– Copos de avena si quieres para el molde (yo casi nunca le pongo, hoy ha sido la primera vez)

Elaboración

1) Si tienes la espelta y el trigo sarraceno en grano lo tendrás que moler en la Thermomix en dos tandas todo mezclado para que te quede fino, manos o menos 1 minutos a V. 5-7-9 cada vez. Yo prefiero comprarlo ya molido y me ahorro este paso.

2) Se pone el agua, la levadura y la miel, intégralo todo con una batidora.

3) Se añaden el resto de ingredientes y se pone 4 minutos Velocidad Espiga. Si no tienes Thermomix aquí es cuando te puedes lucir, junta todos los ingredientes y amasa hasta que esté todo integrado en un bol. Tranquil@, es tarea fácil, pringosa, pero fácil.

4) Engrasamos un molde de los alargados tipo plumcake, si quieres le pones unos copos de avena en el molde, pasas ahí la masa y se deja levar aproximadamente en un sitio calentito, fuera de corrientes. El microondas perfecto.

5) Se mete en el horno a 220º unos 40 minutos. Es un pan húmedo, aguanta unos cuantos días en papel film o en una bolsa de congelación que son las que yo suelo usar.

Sacamos, dejamos dentro del molde unos 15 minutos, desmoldamos y dejamos que enfríe completamente sobre una rejilla.

Cortamos en rebanadas y servimos con un poco de miel o margarina.