Seleccionar página

Este pan, así trenzado como lo ven, es el que comen en sabbat los que profesan la religión judía. No lleva leche ni manteca. Es riquísimo, tiene un sabor suave, textura blanda y es una delicia.
Es un pan con huevo, muy parecido al de los chips que conocemos. Además de lo rico que es, hacerlo es muy fácil.

Con esta receta sale un pan de (1,7 kg aprox). Así que siéntanse libres de dividir la receta.

Lo pueden hacer con levadura fresca (le da más aroma) o utilizar la levadura en polvo (1 sobrecito)

Jalá
Agua 400 cc
Levadura fresca 50 gr
Azúcar 80 gr
Harina 1 kg
Aceite neutro 2 cdas
Huevos 3 unid
Sal 20 gr

Además,
Huevo 1 unid. para pintar
Semillas a gusto (amapola, sésamo, girasol, lino, etc)

– Disolver la levadura (fresca, la seca la agregan directamente en la harina) en el agua junto con el azúcar
– Poner la harina en un recipiente o sobre la mesada y haciendo un hueco en el centro ponen los huevos, sal, aceite y el agua con levadura
– Integrar todos los ingredientes y amasar hasta unir bien
– Dejar levar hasta que duplique el volumen
– Si hacen las trenzas (salen dos) dividir la masa en dos y reservar un bollo aparte
– Dividir el bollo en tres partes iguales y estirar en rollo

 
– Unir las puntas de los rollos y trenzar (alternadamente, llevar los rollos que están fuera hacia el centro)


– Volver a unir las puntas de los tres rollos y ocultarlas debajo de la trenza


– Poner sobre placa aceitada y pintar con el huevo batido
– Espolvorear las semillas que eligieron y dejar levar
– Hornear en horno precalentado a 180°C por 30-40´ o hasta que insertando un palillo sale sin adherencias