Seleccionar página

INGREDIENTES:
2 tazones harina
3 cucharas grandes azúcar
1/2 cucharadita sal
1 taza leche
10 gr levadura seca
2 cucharadas bien llenas mantequilla o margarina
1 huevo
canela
azúcar moreno
azúcar glasé
unas gotitas agua

Pasos para preparar Rollos de canela con glaseado

  • Empezaremos la receta por la elaboración de la masa. Para ello, cogemos un bol apto para microondas e introducimos el agua y la mantequilla. Ahora vamos a calentar esta preparación en intervalos de 20 segundos, haciendo pausas para remover y comprobar si la mantequilla está o no bien fundida y el agua caliente al tacto. Es importante no pasarnos calentando, si es necesario dejaremos reposar hasta entibiar.
  • Deshacemos la levadura en la mezcla anterior y reservamos. En otro recipiente, mezclamos la harina con el azúcar y sal. Añadimos el huevo y la miel y lo incorporamos. Luego, vertemos la mezcla de agua y mantequilla y batimos hasta formar una masa homogénea. Si la preparación se pega en el recipiente, añadimos un poco más de harina.
  • Amasamos durante 5 minutos y cubrimos la masa con un paño húmedo. Dejamos reposar hasta que la masa haya doblado su tamaño. Cuando esto ocurra, la colocamos sobre una superficie enharinada y la extendemos con ayuda de un rodillo. Debemos estirarla dándole forma de rectángulo grande como se observa en la fotografía.
  • Ahora vamos a preparar el relleno de los rollos. Mezclamos los dos tipos de azúcar con la canela y reservamos un momento. Con la ayuda de una espátula, untamos la mantequilla repartiéndola por todas partes y, sobre ella, espolvoreamos la mezcla de azúcar y canela de forma uniforme.
  • Enrollamos la masa con mucho cuidado y cortamos 8 trozos del mismo grosor con ayuda de un cuchillo bien afilado.
    Colocamos los rollos de canela en una fuente de horno previamente engrasada y tapamos con papel film. Dejaremos reposar durante 25 minutos para que aumenten de volumen, de manera que no los coloques muy pegados.

  • Mientras tanto, vamos preparando el glaseado. Cogemos un bol y batimos la mantequilla con el queso crema. Una vez integrados, sin dejar de batir, incorporamos la esencia de vainilla y el azúcar. Si el frosting queda muy espeso podemos añadir un poco de leche hasta alcanzar la consistencia deseada.
  • Cuando queden pocos minutos para finalizar el tiempo de reposo, precalentamos el horno a 200ºC. Una vez hayan aumentado de tamaño, retiramos el papel film y horneamos los rollos durante 15-20 minutos, hasta que estén dorados y bien cocidos.
  • Una vez hechos los rollos de canela, los retiramos de horno y dejamos enfriar sobre una rejilla durante 15 minutos como mínimo. Luego, ya podremos decorarlos con la crema casera.