Seleccionar página

INGREDIENTES

 

ELABORACIÓN

1. En un bol ponemos los ingredientes secos, es decir, la harina, el azúcar y la levadura, y mezclamos. En otro bol ponemos los ingredientes húmedos (yogur, aceite, zumo y huevos) y los batimos.

Truco: El yogur de frutos rojos se puede sustituir por yogur natural y el zumo por leche si no tenemos o no encontramos en nuestro supermercado.

2. Juntamos los ingredientes húmedos con los secos y los mezclamos. Lo ideal es hacerlo con una cuchara de madera o una espátula, con movimientos envolventes y hacerlo en el mínimo de movimientos posible para meter poco aire en la mezcla. La clave para un buen muffin casero está en mezclar y no en batir.
3. Por último, añadimos a las moras lavadas y secas un par de cucharaditas de harina, mezclamos bien, las incorporamos a la masa de los muffins y las esparcimos bien por toda la mezcla. Así conseguimos que no se vayan todas al fondo de la masa al hornearse.

Truco: Si las moras están congeladas será más fácil mezclarlas al incorporarlas a la masa. Si las tenemos recién cogidas debemos tener más cuidado.

4. Ponemos las cápsulas de papel en nuestra bandeja para muffins y con ayuda de una cuchara para helados vamos llenándolas sin llegar al borde. Luego, introducimos los muffins de moras en el horno precalentado a 190 ºC y horneamos durante 7-10 minutos. Después, bajamos a 180 ºC hasta que los muffins lleven en el horno 25 minutos en total. Comprobad siempre el estado de la masa pinchando con un palillo.
5. Dejamos unos cinco minutos en el horno con la puerta entreabierta para que se templen y, a continuación, los sacamos o les abrimos la puerta completamente y pasados otros cinco minutos desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Los muffins de moras silvestres se conservan muy bien en un recipiente con tapa que quede bien cerrado. Al llevar fruta natural aconsejo guardarlo en el frigorífico para evitar que se pongan malos en pocos días.

Truco: Si son muchos muffins, los podéis congelar y sacarlos de uno en uno a medida que los vayáis a consumir, ¡estarán igual de ricos que recién horneados!

Receta publicada en: recetasgratis.net